En ocasiones sueño en Panavisión.

Aquella mañana me levanté recordando el sueño que me había mantenido tan agitado durante la noche: "caminaba al borde de un acantilado al amanecer. No tenía prisa; mis pies hacían crujir los guijarros que recubrían el camino que bordeaba el precipicio. En la lejanía vi cómo, sobre el mar, coincidiendo con la línea del horizonte, tres embaraciones de vela dejaban su estela al acercarse a la costa. De pronto mi visión de aquella escena se fragmentó en decenas de imágenes hexagonales, idénticas entre sí. Mis pies ya no hacían ruido. De hecho, ya no tenía pies. Me deslizaba por el aire emitiendo un suave zumbido mientras las naves se hacían más y más grandes, hasta ser de dimensiones descomunales. Pude recorrer con total soltura los mástiles, la cubierta y finalmente me acerqué para tocar el brazo de uno de sus ocupantes. Hice lo que tenía que hacer. Oí un grito ensordecedor y poco después, tras una enloquecida caza, un objeto que no pude distinguir me golpeó. Mi muerte se perdió en el universo y nadie más pensó en mí."

O dicho de otra manera: "Iba yo andando por el borde de un acantilado. Vi unos barcos en el mar. De pronto me convertí en abeja. Me acerqué a los barcos, le piqué a uno de los marineros y ellos me persiguieron y me mataron. Y luego no sé qué pasó. Se acabó el sueño".

A veces mis sueños son superproducciones de Hollywood, y a veces son sobrios dramas franceses. A veces tienen colores ultrarsaturados y con espectaculares movimientos de cámara, y a veces parecen películas de arte y ensayo búlgaras, donde todo tiene un aspecto vintage y mi visión es la de un espactador inmóvil. A veces estoy en mi sueño como un personaje más, y otras veces vivo en mi sueño como en cámara subjetiva.

Siempre que veo en una película una escena que corresponde a un sueño, me pregunto si los sueños de las personas varían en función de sus conocimientos de fotografía. Es decir, si alguien conoce el uso narrativo y semántico de las distintas ópticas, encuadres y recursos de montaje, ¿tiene sueños visualmente más ricos que alguien que no tiene ningún conocimiento de fotografía? ¿Influye nuestra experiencia de la creación visual en el aspecto que tienen nuestros sueños? ¿Sueña igual un fotógrafo de guerra que uno de moda, o uno de bodegones? ¿Cómo sueña una persona que sólo ve futbol y teletienda?

En el cine, la calidad de los sueños está directamente relacionada con la calidad del director, con los medios de la productora y la pericia del director de fotografía. De la misma manera que la cantidad y calidad de lo que leemos influye directamente en nuestra capacidad de comunicarnos verbalmente y por escrito, entiendo que lo mismo ocurre con las imágenes. 

Este año el festival Getxophoto, que arranca el 29 de Agosto, tiene como palabra clave precisamente "Sueños". Haciendo un repaso por los autores que participan y qué propuestas presentan, se ve cómo sí que son distintos los sueños de cada persona; en su contenido y en su forma. Y con eso, queda demostrado, una vez más, que la fotografía enriquece casi todos los aspectos de nuestra vida. Incluso los inconscientes.

El que tenga tiempo, que se pase por Getxo y que disfrute. El que no, por lo menos que visite la web, que a lo mejor encuentra un hueco y se acerca.

Queda inaugurada la temporada Asuntos Fotográficos 2013/2014.

 

Comments

Me quedo con esta frase: "la fotografía enriquece casi todos los aspectos de nuestra vida. Incluso los inconscientes." (y con ganas de ir Getxophoto).

About this blog

In 2008 I started to write a weekly post about people and issues related to photography, with a wide range of subjects.

Archived Blog 2008-2013

Want to subscribe?